Inicio > Newsletter >
Sentencias que nos interesa conocer: Admisión, a efectos de la deducción de la cuota de IVA, de un documento sustitutivo de la factura que contenga todas las menciones de esta. Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de julio de 2011.

La sentencia de 11 de julio de 2011 del Tribunal Supremo, dictada resolviendo un recurso de casación en unificación de doctrina, concreta el alcance que deba darse al artículo 97.1 LIVA en casos tales como aquellos en los que existe una escritura pública en la que constan los datos que incorpora una factura.

Parte el Tribunal de la afirmación de que la norma establece el requisito para ejercer el derecho a la deducción de disponer del documento justificativo que no es sólo un elemento probatorio de que soportó la cuota de IVA, sino también un requisito sustantivo para hacer efectiva la deducción. Y, a partir de esta constatación, centra el problema a analizar, a saber, si la factura puede ser sustituida por otro documento.

La conclusión es positiva, pues, como dice la sentencia, nada justifica la no deducibilidad del impuesto cuando está documentalmente acreditada que se ha soportado la carga, y el documento que sustituye a la factura contiene todos los elementos relevantes para la identificación de la operación contenidos en la factura. Esta doctrina ya se ha utilizado por sentencias ulteriores, por ejemplo la de la Audiencia Nacional de 29 de septiembre de 2011.

Se prima pues en el fallo el criterio que rige el ejercicio del derecho a la deducción, afirmado por la jurisprudencia comunitaria, vinculado a la idea de evitar restricciones desproporcionadas a su ejercicio.

Es preciso subrayar que la admisión de la sustitución de la factura por otro documento (en particular, una escritura pública) está condicionada a que el documento que sustituye a la factura debe contener todos los datos que la factura incorpora reglamentariamente No hay mas precisiones sobre el particular, y es bien cierto que una aplicación estricta de esta afirmación podría desnaturalizar por completo esta doctrina anti formalista.

Por eso entendemos que no debe imperar un criterio tan riguroso que entienda no aplicable esta doctrina fijada por el Tribunal Supremo por la ausencia de algún requisito no sustancial (verbi gratia, el número de la factura), siempre que el documento sustitutorio (muy singularmente, una escritura pública) permita asegurar la realidad de la operación y la repercusión de la cuota de IVA así como el resto de los elementos esenciales de la transacción sujeta al impuesto. De hecho, esta es la conclusión que ha de extraerse del propio texto de la sentencia cuando alude a que el documento que sustituye a la factura contenga todos los elementos relevantes para la identificación de la operación contenidos en la factura.



Instituto de Contabilidad y Auditores de Cuentas Asociación Española de Asesores Fiscales Asociació Profesional de tècnics tributaris de Catalunya i Balears Associació Catalana de Comptabilitat i Direcció Il.lustre Col.legi oficial de titulats mercantils i empresarials de Barcelona Consejo Superior de Colegios Oficiales Titulados Mercantiles y empresariales Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España Valid XHTML 1.0 Transitional